RSS

Test de Campbell

28 Jul

Es una prueba, creada por William Campbell, reconocido como especialista norteamericano de conducta canina. Esta prueba se utiliza para predecir el comportamiento del cachorro una vez sea adulto. Este test o prueba solo es sobre su comportamiento no sobre su conducta con otros animales de su misma raza.

Para comenzar esta prueba tiene que tener el cachorro 7 semanas de edad, tiene que llevarse a cabo en una habitación donde el cachorro no pueda recibir estímulos externos, ni distracción alguna, tiene que realizarse con una persona ajena al cachorro, pero el dueño o criador puede estar ahí para apoyar, en ningún momento se puede felicitar o regañar al cachorro, es una prueba simple y si se hace adecuadamente se obtendrán buenos resultados.

COMENCEMOS…..

  • Atracción social hacia el hombre. Dejamos al cachorro en el centro de la habitación y nos alejaremos en dirección opuesta a la puerta de entrada. Nos giramos hacia el, nos arrodillamos y damos palmadas para llamar su atención. Hay que observar si el perro acude fácilmente hacia nosotros y como se muestra su cola, si es alta o baja.

A) Acude enseguida, contento, con la cola levantada, saltando y mordisqueando nuestras manos.

B) Acude fácilmente, contento, y nos da la pata.

C) Acude fácilmente, pero con la cola mas abajo.

D) Viene indeciso, con la cola baja.

E) No se acerca.

  • Aptitud para seguir al amo. Nos situamos al lado del cachorro, asegurándonos de que nos mira. Comenzaremos a andar y observaremos si el cachorro nos sigue. Aquí veremos el grado de independencia que muestra y tiene el perro.

A) Nos sigue, con la cola alta, intentando mordisquear nuestros pies.

B) Nos sigue, con la cola alta.

C) Nos sigue, pero con la cola baja.

D) Nos sigue dudando, con la cola baja.

E) No nos sigue. Si nos sigue, lo hace a su paso sin prestarnos ninguna atención.

  • Obligación o aceptación a la contención. Situar al perro tumbado de espaldas y mantenerlo asi durante 30 segundos, aguantándole con nuestra mano sobre su pecho. Esta prueba nos indica si se trata de un perro dominante o de un perro sumiso.

A) Lucha con fuerza e incluso intenta mordernos.

B) Lucha con fuerza, sin morder.

C) Lucha con fuerza, peri se calma tras unos segundos.

D) Se queda inmóvil e incluso nos lame las manos.

E) Se observan respuestas imprevisibles: puede agitarse, calmarse, morder o lamer todo de manera confusa.

  • Dominancia, aceptación hacia la dominancia del hombre. Nos arrodillamos junto al cachorro y, a contrapelo, le acariciamos desde la cabeza hasta la cola, forzándole a estar quieto, durante 30 segundos. Un perro socialmente sumiso se dejara manipular sin problema, otro mas dominante intentara apartarse del hombre que lo quiera someter.

A) Se muestra inquieto, intenta deshacerse de nosotros, llegando incluso a gruñir o morder.

B) Se muestra inquieto.

C) Se muestra inquieto, pero nos lame las manos.

D) Se coloca boca arriba y nos lame.

E) Permanece quieto y nos lame las manos.

  • Dignidad, control de posición. Cruzamos nuestras manos bajo el tórax del cachorro para levantarlo del suelo y mantenerlo así durante 30 segundos. Según si se rebela o no, nos indicará el grado de orgullo, dignidad y su actitud frente a una obligación dentro del seno social.

A) Se inquieta mucho, llegando a gruñir o morder.

B) Se inquieta mucho, pero no muerde.

C) Se inquieta. DEspues se tranquiliza y nos lame las manos.

D) No se inmuta y nos lame las manos.

E) Se observan respuestas imprevisibles; puede agitarse, calmarse, morder o lamer todo de manera confusa.

Como vayamos realizando las pruebas tendremos las respuestas.

Análisis textual del resultado:

  • Dominante agresivo (dos «A» con alguna «B»): cachorro dominante y agresivo. Habrá que tratarlo con cuidado, no pegarle nunca, pues aumentaría su agresividad. No conviene hacerle enojar, por lo tanto, no es aconsejable su trato con los niños. Este cachorro, llevado de una forma suave, pero firme en todo momento, se convertirá en un adulto capaz de reacciones defensivas en caso de peligro.
  • Dominante (tres o mas «B»): perro dominante. Si se le consiente los caprichos, se volverá insoportable. Debe se educado con suavidad, pero con firmeza. No se aconseja su convivencia con los niños.
  • Equilibrado (tres o más «C»): un perro relativamente equilibrado, capaz de integrarse sin problemas en cualquier hogar. Ni demasiado agresivo, ni demasiado sumiso. Puede convivir tranquilamente con niños.
  • Sumiso (dos o mas «D» con una o varias «E»): perro muy sumiso, muy sensible a las reprimendas, necesita mucho cariño, Si se le castiga demasiado, podrá hacerse pipi por sumisión. Conviene darle confianza a mi mismo. Podría morder por temor si se siente acorralado e incapaz de huir. Sensible y cariñoso. Puede convivir con niños.
  • Independiente o mal socializado (dos o mas «E»): cachorro muy difícil de adecuar. Independiente, solo hace lo que le da la gana. Puede atacar y morder si se le castiga, incluso volverse extremadamente feroz. Evitar su contacto con niños.

Si tienen alguna duda escríbanmelo en los comentarios, y también coméntenme como les va en la prueba.

Saludos LoryBal…

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 28, 2021 en Su Educación

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: